jueves, 21 de abril de 2011

Es bastante común que al final de un árduo entrenamiento físico, termines agotado y con un gran apetito (quieres devorarte las pesas), ya que generalmente cuando incrementamos la intensidad, el desgaste físico suele ser mayor al acostumbrado. Entrenar de esta manera requiere de mucha energía y esfuerzo, por lo tanto nuestro cuerpo se ve obligado a consumir más calorías de las habituales.

Posterior al entrenamiento y durante el reposo, se inicia una fase de recuperación donde se estimula el crecimiento muscular. En este periodo, la demanda de nutrientes y alimentos recuperadores del sistema muscular es mayor, debido a que se inicia al proceso de reparación muscular.

Ingerir algunas calorías adicionales que provengan de alimentos altamente nutritivos antes y después de tu entrenamiento, será la clave para “ponerte en forma”.

Un snack alto en carbohidratos es una buena opción “antes de entrenar” (te hará sentir saciedad y te dará suficiente energía). Evita que sientas hambre durante el entrenamiento y que por eso baje tu rendimiento.

Pero si quieres maximizar aun más tus resultados en el gym, debes tomar un refrigerio rico en proteínas y carbohidratos inmediatamente “después de entrenar”, esto te ayudará a reponerte más rápido y a reparar adecuadamente tus fibras musculares.



Algunas opciones pueden ser:

- Las frutas frescas como manzanas, peras, uvas, plátanos y naranjas son una buena opción antes de iniciar. Su alto contenido en azúcares te ayudará a reponer las reservas de glucosa del organismo. Además son alimentos fáciles de asimilar por lo que el organismo los aprovecha enseguida.

- La leche y los quesos bajos en grasa son una buena opción, ya que aportan proteínas, minerales y vitaminas. Si no toleras la leche, una buena alternativa son las bebidas de soya.

- Un sándwich de pavo con pan negro, una barra energizante, un tazón de cereal con leche o un par de huevos hervidos, son algunas de las sugerencias para comer antes y/o después de tu entrenamiento. Estos son alimentos ricos en proteínas de alta calidad biológica y bajos en grasa, lo que nos ayuda a conseguir una masa muscular de mayor calidad.

- Un puñado de frutos secos te puede brindar un alto contenido energético, ya que son fuente de proteína vegetal, antioxidantes, vitaminas, minerales y numerosas sustancias bioactivas como los flavonoides. Su bajo contenido de grasas saturadas es ideal para la salud.

- Los batidos de proteína y las bebidas deportivas son otra buena opción. La mayoría contienen todos los nutrientes indispensables para que puedas reponerte rápidamente. Muchas de estas bebidas son bajas en azucares y grasas, lo que las hace ligeras y de fácil digestión.

Para algunos hombres, el momento ideal para comer es justo antes de entrenar, pero a otros no les funciona por que les causa indigestión y pesadez. Lo mejor será que pruebes si te conviene comer diez minutos antes de ejercitarte o debes hacerlo una hora antes. Lo más importante aquí de hoy en adelante, será evitar entrenar con el estomago vacío… ¡Buen provecho!

Conoce Como Construir Masa Muscular Como Una Roca:
Visita: CLIC AQUI